¿A qué sectores van nuestros Big Bags?

El inicio de la producción en España de Big Bags, en los años 70 se centró principalmente en el sector de la construcción

Los primeros Big Bag se usaron para la recogida de escombros en las calles estrechas de algunos barrios. Inicialmente el Big Bag se colocaba dentro de un contenedor metálico que lo sostenía y cuando pasaba el camión de recogida, se llevaba el Big Bag y colocaba uno nuevo dentro del contenedor metálico. Con el tiempo el contenedor metálico se eliminó y se dejó el Big Bag en la calle como vemos actualmente.

Paulatinamente la construcción empezó a usar el Big Bag para transporte de materiales como áridos, cal, cemento, yeso, etc… y otros sectores como la siderurgia, minería o química se fueron añadiendo al uso del Big Bag.

Cuando el sector químico empieza a usar el Big Bag como un transporte de semi-graneles el Big Bag se populariza. Los productos químicos llegan a las fábricas de piensos, a los transformadores de plástico, a la automoción y todas las empresas añaden el Big Bag en sus opciones de transporte.

El siguiente paso fue cuando la industria de alimentación empezó a probar los Big Bag. Las exigencias del sector de alimentación hacen que los fabricantes tengan que modificar sus instalaciones. Empiezan a fabricar en salas “blancas” con controles de calidad muy exigentes y un nivel de acabado del producto de gran calidad.

Actualmente no hay ningún sector industrial que no utilice Big Bag. El uso se ha extendido incluso al transportes de materias peligrosas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *